CREMA DE ESPÁRRAGOS TRIGUEROS


Esta crema fue el acompañamiento del plato principal de Nochebuena. La puse en un vasito por asegurar que todos la tomaran después del montón de aperitivos que puse, a saber: chupachups de foie, gambas envueltas en pasta brick, aperitivo de huevo y palito de cangrejo para los niños, pastelillos de acelga con gambas, siempre un éxito, tostada de queso de cabra caramelizado con mermelada de tomate rojo y algún montadito hecho con queso curado y dulce de membrillo en rodaja de pan.

Es muy sencilla y queda muy rica. Además es muy adecuada para los días post-fiestón-de-comer que suponen las navidades así que para los días que vienen es una buena opción. Se puede hacer y comer los días posteriores, congelarla....Es una receta de thermomix pero pongo también la preparación sin ella.

Ingredientes:

2 manojos de espárragos trigueros
30gr de aceite de oliva
150gr de cebolla (1 cebolla mediana)
350gr de calabacín pelado y troceado (1 calabacín hermosote)
600gr de caldo de verduras (se puede poner de pastilla)
175gr de nata ligera
Sal y pimienta

Elaboración tradicional:

Preparar el caldo cociendo en 800ml de agua los trozos que vamos a desechar de los espárragos, esa parte del final muy dura y que siempre se quita. Servirá para aportar sabor y hacer el caldo. Si se quiere por la prisa se puede poner caldo concentrado en pastilla.
Separar las yemas de los espárragos y sofreírlas un poco en el aceite en una cazuela. Enseguida se hacen. Reservar.
Pochar en el mismo aceite la cebolla cortada vastamente durante unos minutos y luego añadir los tallos de los espárragos y el calabacín limpio y todo troceado y rehogar unos minutos.
Añadir el caldo y cocer durante 25 minutos. Poner también sal y pimienta al gusto.
Pasado el tiempo añadir la nata, remover y cocinar un minuto.

Triturar (cuando haya enfriado un poco) y servir con las yemas de espárrago reservadas.

Elaboración en thermomix:


Poner la parte a desechar de los espárragos en el vaso con el agua y cocer 20 minutos, 100º, velocidad 1. Reservar.
Poner en el vaso el aceite y calentar 3 minutos, temp. Varoma, velocidad 1. Añadir las yemas y sofreír 2 minutos. Sacarlas y reservar (yo esto lo hice en una sartén pequeña -más rápido).
Añadir la cebolla a trozos y picarla 4 segundos en velocidad 4. Luego rehogarla durante 4 minutos, temp. Varoma, velocidad 1.
Incorporar el calabacín y los tallos de los espárragos y trocear 4 segundos en velocidad 4. Luego cocinar 2 minutos, varoma, velocidad 1.
Añadir el caldo reservado (o las pastillas), la sal y la pimienta y cocer durante 25 minutos, 100º, velocidad 1
Añadir la crema ligera y programar 1 minutos, 90º, velocidad 4
Dejar que baje un poco la temperatura y triturar 2 minutos en velocidad 5-10 progresiva.


Servir con las yemas de espárrago reservadas.

Nota: como reza la receta de la marca, es rica en Zinc, fibra y vitaminas C y E, por lo que es diurética, antioxidante, evita la caida de cabello y la retención de líquidos.

Es una crema deliciosa y sobre todo, muy sana.



MARQUESAS



Sigo con la coleccion de recetas de dulces típicos navideños. Estas marquesas salen perfectas, me pasó la receta Paula aunque ella aún no las ha publicado. Las marquesas son un dulce muy típico de estas fechas  compuesto por huevos, azúcar y almendra aromatizadas con un poco de limón, así que podéis imaginar que están suaves al paladar y muy jugosas. Muy ricas y perfectas para el café.




Ingredientes (de 13 a 15 unidades):

130gr de almendra cruda sin piel
150gr de azúcar
Piel de medio limón (sin nada de la parte blanca)
3 huevos

Si no tenéis thermomix: la almendra ha de estar molida y el azúcar ha de ser glass. Además deberemos de poner ralladura de limón.

Elaboración tradicional:

Precalentar el horno a 200º C
Mezclar la almendra molida y el azúcar molido muy bien. Añadir también la ralladura de limón.
Añadir los huevos y batir con unas varillas eléctricas hasta que la mezcla quede bien homogénea.

Elaboración en thermomix:


Precalentar el horno a 200º C
Poner el azúcar en el vaso y pulverizar programando velocidad progresiva 5-7-10
Añadir la piel del limón (sin nada de la parte blanca) y repetir velocidad 5-7-10
Añadir la almendra y pulverizar de nuevo para molerla 15-20 segundos en velocidad 5-7-10
Añadir los huevos y batir 1 minuto en velocidad 5 ó 6


Rellenar las cápsulas (las típicas son cuadraditas) un poco más de la mitad (suben poco).
Meter las marquesitas en el horno caliente y bajar el horno a 180º C. Cocer durante 15 minutos hasta que se doren un poco.

Servir espolvoreadas de azúcar glass.






PANETTONE





El panettone es un pan dulce típico de Milán (Italia) que se prepara en fechas navideñas. Hay muchas leyendas sobre el origen del panettone: la que más me gusta (es la primera que conocí)  es la que reza que allá por 1490, un joven aristócrata, Ughetto Atellani de Futi, se enamoró de la hija de un pastelero de Milán. Para demostrarle su amor se hizo pasar por aprendiz de pastelero y creo un pan dulce con forma de cúpula y con frutas confitadas y con aroma de limón y naranja. Los milaneses empezaron a acudir en masa a la pastelería a pedir el “pan de Toni”, que es como se llamaba el ayudante. Es de ahí de donde se supone que viene el panettone. Hay mas leyendas, muy curiosas todas pero menos románticas que podéis ver aquí.


Como quiera que sea el panettone es un pan dulce, estilo brioche, muy rico, que incorpora a la masa frutas confitadas picadas o si se quiere pepitas de chocolate como se ven actualmente en las tiendas.  

Os dejo la receta, muy sencilla y que merece la pena probar.


Ingredientes:

Poolish:
250gr de harina de fuerza
25gr de levadura fresca de panadería (u 8gr de levadura seca)
200ml de agua mineral

Masa:
El polish que tenemos preparado
500gr de harina de fuerza
25 gr de levadura de panadería (8 gr de levadura seca)
150gr de azúcar
200gr de mantequilla a temperatura ambiente
2 huevos y 2 yemas  a temperatura ambiente
1 pizca de sal
100ml de leche entera
300-350gr de frutas secas en trocitos (o frutas confitadas a nuestro gusto, pasas, etc). 

Elaboración:

El dia anterior preparamos el poolish mezclando todos los ingredientes. Tapar con film y dejar fermentar hasta que doble su volumen. Poner en un bol hondo porque puede crecer bastante. Se puede meter a la nevera una vez que ha fermentado (ha doblado más o menos el volumen) y a la mañana siguiente sacarlo 2 ó 3 horas antes de hacer la masa del panettone.

Para hacer la masa poner en la amasadora (podéis usar la panificadora en el programa de masas) todos los ingredientes menos la harina y amasar en velocidad media-baja hasta que se mezclen todos los ingredientes.
Añadir el poolish que debe tener aspecto de esponja y seguir mezclando.
Cuando esté casi terminada la integración de los ingredientes añadir la harina y subir un poco la velocidad.
Cuando veamos que la harina ya está del todo integrada y la masa tiene un aspecto uniforme añadimos todas las frutas y seguimos amasando unos 10 minutos.

Repartir la masa resultante en los moldes de panettone. Llenar casi hasta la mitad.  Si no tenemos molde específico podemos utilizar unas latas bien lavadas y forradas de papel de hornear. A mi me salieron 2 panettones tamaño grande.

La masa es algo pegajosa aunque untando las manos con una gotita de aceite no hay problema en manejarla.

Dejar levar dentro del molde hasta que doble el volumen o más (llega al borde del molde). Ponerla en un lugar caldeado para ayudar en el levado.

Cuando veamos que está ya lista para hornear precalentamos el horno a 170º C y pintamos de huevo batido la superficie. Espolvorear azúcar.

Colocar los panettones sobre la rejilla del horno cubierta de papel de hornear y meter al horno a 170º C (con aire) durante unos 35-40 minutos.


GALLETAS RELLENAS PARA FILM & FOOD (y Mermelada de Tomate Rojo)


Un nuevo y original reto de Film&food. El reto de este mes consistía en intercambiar una receta de galletas entre parejas de blogs. Me tocó de compañera Chelo del blog Cogollos de Agua que muchos ya conocéis, un blog super variado (aunque con pocas galletas -hasta ahora-) y con unas recetas super atractivas y fotos preciosas.  Chelo me mandó esta receta facilísima y buenísima del libro 365 galletas.

Son unas galletas de mantequilla (y varias yemas de huevo --ya os digo que están muy ricas) rellenas de mermelada y horneadas con la mermelada y todo. Os animo a probarlas si sois de pastas de te (son muy, muy tiernas)  porque os aseguro que son deliciosas.


Vamos a la receta:

Ingredientes:

200gr de harina de trigo
100gr de maicena
90gr de azúcar
1 sobre de azúcar vainillado (1 cucharada) o unas gotas de esencia de vainilla
5 yemas
una pizca de sal
200gr de mantequilla a temperatura ambiente
Mermelada para rellenar al gusto.

 En la receta del libro la ponen de fresa o frambuesa pero yo tenía de moras y de tomate caseras y las aproveché para la ocasión. Quedaron perfectas. La receta de la mermelada de moras (más bien jalea porque la hice sin semillas) la tenéis pinchando en el enlace y la de tomate os la pongo más abajo.

Elaboración:

 Poner los ingredientes secos (harinas y los dos azúcares) haciendo un volcán y en el centro las yemas, la pizca de sal y la mantequilla troceada.
 Amasar empezando a dar vueltas por el centro hasta ir integrando toda la harina. Formar una bola, envolver en papel film y guardar en la nevera durante al menos media hora (yo creo que es mejor algo más de tiempo).

Pasado el tiempo de reposo (poner ahora el horno a precalentar a 180º C), estirar la masa con un rodillo dejando un grosor de 1cm. Yo la estiré poniéndola entre 2 láminas de papel de hornear y con este rodillo ajustable para asegurar el mismo grosor en toda la masa. También creo que se podría estirar antes de meterla a la nevera y así luego sólo hay que cortar las galletas. Estirar la masa fría es más difícil que recién amasada que está más blanda.

Cortar las galletas y colocarlas sobre un papel de hornear y éste en una bandeja de horno. Vacíar el centro un poco con una cucharita (marcar el agujero con un cortador más pequeño) y rellenar con la mermelada que nos guste.

Hornear en el horno precalentado a 180º C durante 15 minutos aproximadamente. Se deben ver doraditas en el borde. Si hacemos las galletas mas pequeñas quizá necesiten 10 minutos como máximo pero hay hay fijarse en el borde, con que tenga color, es suficiente.


Espero que os hayan gustado. Ahora pasamos a la mermelada de tomate rojo, que si no la habéis probado os la recomiendo.

MERMELADA DE TOMATE ROJO


Ingredientes:


800 gr de tomates rojos
500 gr de azúcar (o un poco más si se prefiere algo más dulce)
1 limón pequeño

Elaboración tradicional:

Hacer a los tomates bien lavados un corte en cruz. Escaldarlos unos segundos en agua hirviendo y pelarlos.
Quitarles todas las semillas. Partirlos en trozos y poner en una cazuela.

Añadirles el azúcar repartiendola sobre los tomates y añadir el zumo del limón. Dejar reposar unas 12 horas.

Después poner al fuego y cocinar a fuego medio (primero fuego fuerte hasta que coja calor) dando vueltas durante 40- 50 minutos según veamos que queda la textura.

En caliente llenar los botes que tengamos preparados y esterilizados previamente. Para ver envasado al vacío ver aquí.


Elaboración en thermomix:

Hacer a los tomates bien lavados un corte en cruz. Escaldarlos unos segundos en agua hirviendo y pelarlos.
Quitarles todas las semillas. Partirlos en trozos y poner en el vaso del thermomix.
Añadir el azúcar y el limón pelado, sin la parte blanca ni las pepitas. Trocearlo.
Programar 30 minutos, 100º, velocidad 2.

Si pasado este tiempo quedara muy liquída  programar otros 5 ó 10 minutos a temperatura varoma y velocidad 2. Quitar el cubilete para que evapore y poner el cestillo del revés para no manchar nada.

Para el envasado al vacío ver aquí





TRENZA-ABETO DE HOJALDRE NAVIDEÑA


Desde que vi el año pasado por estas fechas esta trenza en el blog de Marcela (foodtravelandwine) quise hacer una igual, de forma me refiero. Yo la he rellenado de mazapán y frutos secos pero se puede rellenar de lo que queramos, dulce o incluso salado,  pues está hecha de hojaldre. Me pareció muy buena idea, dadas las fechas, que tuviera forma de abeto. El año pasado no me dio tiempo de prepararla pero me quedé con la copla ...



Para prepararla necesitamos los siguientes:

Ingredientes:

Una lámina de hojaldre (yo usé el de Lidl)
Unas pasas remojadas en ron o brandy unas horas
Unas nueces troceadas (50gr valdrán)
Unas almendras laminadas

Pasta de mazapán:

  • 75gr de almendra
  • 75gr de azúcar
  • 1 clara de huevo pequeño

Glaseado:

  • 50gr de azúcar
  • 50gr de agua
  • 100gr de azúcar glass

Elaboración:

Prepararemos la pasta de mazapán con la ayuda de thermomix. Esto podemos tenerlo ya preparado de antemano. Yo la hice el día anterior.
Poner en el vaso de la thermomix el azúcar y molerlo en velocidad progresiva 5-7-10 durante 15 segundos.
Añadir la almendra y repetir en velocidad progresiva otros 15 segundos. Debe quedar todo bien molido. Programar más tiempo si es necesario. Añadir la clara de huevo y batir unos segundos en velocidad 6. Si ya tenemos una pasta homogénea sacar y reservar.

Para preparar la trenza con forma de árbol tipo abeto de Navidad podéis pasaos por el blog de Marcela que lo explica fenomenal. Yo hice 3 fotos para que veáis lo fácil que es hacer esta trenza:



Después del paso 1 cortar los laterales del triángulo formando tiritas que luego servirán para hacer el trenzado (no hice foto :( se me olvidó).
Poner en el triángulo central el relleno: cubrir el hojaldre con la pasta de mazapán y espolvorear por encima las nueces picadas, las almendras laminadas y las pasas.

Para que quede más gordita poner el relleno en el centro menos extendido, es decir, el triángulo donde irá el relleno más estrecho y el relleno algo más abundante.

Precalentar el horno a 170º C.

Cerrar la trenza empezando por arriba alternando las tiritas de ambos lados. Podéis ayudaros de un poco de yema de huevo para pegar las dos partes. Al final y antes de las 2 ultimas tiritas colocar hacia arriba las 2 partes (A y B) para que no se salga el relleno y terminar de formar la trenza.

Meter al horno media hora en una bandeja con papel de hornear (yo dejé el que trae el paquete). Poner en la parte de abajo la bandeja con aire durante 20 minutos, luego calor arriba y abajo otros 5 minutos y por fin horno abajo durante otros 5 minutos

Mientras se hornea preparar el glaseado batiendo todos los ingredientes.

Cuando ya esté hecha, pintarla con el glaseado y dejar dentro con el horno apagado para que se cristalice.

El trocito que hace de tronco se podría dejar sin rellenar, yo lo rellené pero se abrió en el horno, al igual que la punta de arriba que, dado que quedó abierta con una pasa a la vista, parece la estrella del árbol.



Sobre el origen de esta idea ver aquí y aquí

TURRON GUIRLACHE (Cómo hacer caramelo)


“12 meses – 12 recetas aragonesas”. Este fue el lema con que inició su andadura Recetario Mañoso en enero de 2011. El objetivo de los 10 blogueros aragoneses que emprendimos este proyecto era recopilar recetas de nuestra tierra y dar a conocer nuestros productos autóctonos hasta donde llega el internet, es decir, muy lejos.  Llegados a diciembre se cumple la premisa y ya tenemos las  primeras 12 recetas con ingredientes aragoneses:  En enero fue el ternasco de Aragón; en febrero, la borraja (la reina de nuestra huerta); en marzo, la longaniza; en abril, que se celebra la Semana Santa, el bacalao, en apoyo al ayuno carnal; en mayo, el vino tinto; en junio, el aceite de oliva; en julio, el arroz; en agosto, la cebolla de Fuentes; en septiembre, el jamón serrano; en octubre, el melocotón; en noviembre, el requesón y por fin, en diciembre, os presentamos nuestras recetas navideñas.

En todas las casas hay tradiciones a la hora de preparar las viandas de la Nochebuena o Navidad y en Aragón tenemos igualmente elaboraciones típicas que hoy hemos querido traer al Recetario.

Yo elegí el turrón Guirlache. Este dulce se elabora con almendra y caramelo así que, lo último que está, es malo. Eligiendo las mejores almendras tenemos una delicatessen, un dulce delicioso aromatizado con un poco de anís que marca una diferencia entre los dulces hechos con almendra y caramelo. Os aconsejo probarlo y también aconsejo prepararlo en casa. Existen en el mercado muchas opciones y la calidad y, por ende, el precio, descansa en la cantidad de almendra en relación al azúcar que se utiliza. Cuanta más almendra, muuuuuucho más rico y muchísimo más caro. Por eso, creo que, siendo sencillo de preparar y agradecido en la conservación, es preferible comprar unas buenas almendras y hacerlo en casa.


Con esta receta quiero despedirme del Recetario Mañoso. Mi colaboración mensual se queda aquí temporalmente por motivos personales y por el deseo de emprender proyectos nuevos en el futuro que no pueden convivir por falta del bendito tiempo. En la salida del Recetario nos encontramos Paula (conlaszarpasenlamasa), Maria José (laculturadeltupper) y yo. No obstante, el Recetario sigue su marcha con el resto de integrantes así que habrá que seguir sus proyectos futuros que seguro estarán relacionados de alguna manera con Aragón.

Vamos a ver si consigo animaros a preparar este fantástico dulce. He cogido la receta de blog de mi amiga Maria José, hecho, según me dice, a la manera de su madre, aunque yo el caramelo lo he preparado a mi manera. A mi todo lo que hacen las madres y abuelas me encanta así que ¿para qué buscar otra receta?.

TURRÓN GUIRLACHE:


Ingredientes:


500gr de almendras tipo largueta tostada y sin sal (a ser posible pelada, si sois capaces de encontrarla - yo no).
500gr de azúcar
1 mandarina (el zumo exprimido)
Un chorrito de zumo de limón
Anisetes
Utensilios:

  • un rodillo embadurnado en aceite de girasol
  • un cuchillo largo y de hoja ancha.
  • una bandeja de horno con un papel sulfurizado engrasado con aceite de girasol

Elaboración:


En primer lugar tener ingredientes y utensilios preparados y a mano.


Quitar la piel de las almendras. Reservar.


Preparar el lugar donde vayamos a extender el guirlache caliente: puede hacerse sobre el mármol de la encimera de la cocina untando previamente la superficie de aceite de girasol. También se puede hacer (es lo que yo hice) sobre una bandeja de horno con poca altura: poner una hoja de papel sulfurizado sobre ella y untarla de aceite (no es imprescindible pero se despegará mejor). Reservar.


Para hacer el caramelo:
Poner al fuego una sartén apropiada con el azúcar, el zumo de limón y el zumo de mandarina. Cocinar hasta que se haga el caramelo. No tocarlo con ningún utensilio. Tan sólo hay que mover la sartén para homogeneizar la temperatura del conjunto y que se haga por todas las partes uniformemente. 


Cuando se haya disuelto el azúcar y todo este color dorado avellana (tampoco habrá grumos), echar las almendras y remover con una cuchara de madera. Repartir bien las almendras para que queden bien embadurnadas y seguido, volcar sobre la bandeja de horno con el papel engrasado que tenemos ya preparada (o sobre la encimera de mármol engrasada). Extender con el rodillo también embardunado de aceite. (Por esto hace falta que, si se hace en bandeja de horno, tenga poca altura, para poder maniobrar con el rodillo).  Repartir por toda la superficie unos anisetes (no demasiados) y sin tardar mucho empezar a cortarlo con un cuchillo largo (el mejor el cebollero con hoja ancha).


 Igual me extiendo en explicaciones innecesariamente pero el caramelo no da opción de reaccionar a imprevistos como no tener la bandeja preparada o no tener a mano los anisetes. Si se tiene todo listo el guirlache se hace en 10 minutos y se enfría en unos pocos más. Merece la pena hacerlo porque queda un turrón de primera categoría. 


Los anisetes los compré en Alcaine, una antigua tienda de caramelos muy conocida en Zaragoza situada en pleno centro, en Av César Augusto 40. 





CONSERVACIÓN:


Siendo uno de los ingredientes el azúcar, que no caduca, el guirlache dura lo que dure la almendra, o sea, bastante tiempo ¡¡si es que dura, porque está buenísimo!!.


Ahora si pincháis el logo del Recetario Mañoso veréis las propuestas de recetas navideñas de mis compañeros, que os aseguro son deliciosas.



Hasta pronto!

FIGURITAS DE MAZAPAN


Otra receta típica navideña, creo que definitivamente voy a dejar para el año que viene las recetas saladas porque de momento, por una cosa y por otra, sólo pongo dulce....

A mí cuando era pequeña sólo me gustaba el turrón de jijona y los polvorones (hablando de dulces navideños) y no me gustaba nada nada el mazapán, lo sabido degustar ya de bien mayor  y cuando me compré la thermomix probé sin más la receta del mazapán relleno (me la compre un noviembre así que...)  y el turrón de yema, que salen muy bien, pero las figuritas como que me daban pereza.  Este es el primer año que las preparo y no será el último porque me encantaron y además no se tarda demasiado en hacerlas. La receta me la mandó Saray del blog Las cazuelas de la huerta desde Talavera de la Reina, que este año fue mi AIG. Me regaló unos cuantos mazapanes hechos por ella con la receta de su suegra que desde luego yo  iba a probar y he aquí el resultado. Pinchad aquí para ver las suyas.


Son unos mazapanes crujientes por fuera por la corteza que se forma al dejar secar las figuritas durante varias horas, y un corazón tierno y dulce. DELICIOSAS.  Gracias por la receta Saray.



Vamos con la receta:

Ingredientes:

500gr de almendra cruda (preferiblemente marcona)
375gr de azúcar
25ml de agua

Yema de huevo para pintar las figuritas.


Elaboración:

Necesitamos moler la almendra y el azúcar. Se puede hacer con thermomix u otra máquina. Si no tenemos es mejor comprar directamente la almendra y el azúcar molidos.

Mezclar la almendra y el azúcar molidos y amasar con las manos hasta formar una pasta. Habrá que añadir esa poquita de agua para ayudar a que se mezcle bien. La mejor almendra, aparte de por la calidad, es la marcona por la cantidad de aceite que suelta. Esto ayuda a que la pasta de mazapán quede mas moldeable.  Como dice Saray en su receta, si se quiebra demasiado al formar las figuritas quizá se necesite un poco de clara de huevo aunque yo no necesité. Con otro tipo de almendra quizá sí haya que ponerla.
Formar una bola y tapar con papel film. Dejar reposar media hora.

Elaboración en thermomix:


Poner el azúcar y moler durante 20 a 30 segundos en velocidad 5-10 progresiva. Bajar lo que quede en las paredes y la tapa del vaso. 
Añadir la almendra y repetir lo anterior.
Añadir el agua y programar unos segundos velocidad 6 y luego velocidad espiga. Yo no he puesto tiempo pero cuando ya no hacia ruido la he sacado. Terminar de formar la bola con las manos añadiendo agua o en su caso, algo de clara de huevo si fuera preciso. 
Tapar la bola con film y reposar media hora.


Pasada la media hora poner la bola sobre la mesa y extender la masa con un rodillo del grosor que queramos hacer las figuritas. Yo puse el mismo papel film entre la masa y el rodillo y así no se pega nada. Cortar las figuras. Yo utilicé unos cortadores pequeños que tenía sin estrenar.
Colocar las figuritas en una bandeja de horno sobre una lámina de papel sulfurizado o sil-pat y dejarlas reposar durante 6 ó 7 horas.

Transcurrido este tiempo, pintar las figuritas con yema de huevo y poner en horno precalentado a 180º C  con el calor arriba durante unos minutos hasta que tomen color.

NOTAS:

Tener en cuenta que si las figuritas están mucho tiempo al calor (o ponemos calor arriba y abajo por ejemplo), la temperatura les hará perder la forma.

Así que, es mejor que el horno esté fuerte y tenerlas poco tiempo con la bandeja cerca de la parte de arriba.

CABELLO DE ANGEL o DULCE DE CIDRA

Uno de mis pendientes hace mucho tiempo, igual que hacer hojaldre…. algún día caerá pero esta vez le ha tocado al cabello.  El cabello de ángel es adorado por unos y casi odiado por otros. Yo creo que no conozco a nadie que le sea indiferente. O gusta –normalmente mucho- o no gusta.  Yo soy de las “me gusta mucho” así que no podía faltar en mi blog.




Para hacer el cabello de ángel se utiliza la calabaza llamada de cidra.  Verde o blanquecina de color y con el interior blancuzco y con abundantes pipas. Una vez extraídas las pipas podemos rallar la pulpa con un tenedor y sacar filamentos que, una vez cocidos con azúcar o almíbar, resultan ser este rico dulce.

Yo he preparado la receta según fuente familiar de confianza, simplemente con las fibras extraídas de la calabaza y azúcar. Ni agua para elaborar un almíbar previo, ni limón, ni canela para aromatizar como rezan cantidad de recetas que he visto, ni nada. Solo las fibras y azúcar.  Lo quise hacer con thermomix y seguí las indicaciones del blog  “velocidad cuchara” que seguro conocéis para el momento de la cocción.

Voy a la receta tal como yo la hice, porque las indicaciones eran de las de “tipo abuela” : ya lo irás viendo…., cuando veas que ya está hecha la sacas del horno…., echa un poco de azúcar, no mucha….., en fin…. que la hice improvisando y finalmente quedó muy muy rico.

Ingredientes:

Una cantidad de filamentos de calabaza de cidra (ver imágenes aquí)
La mitad y poco más de su peso, de azúcar blanco

Nota: hay muchas recetas que ponen la misma cantidad de pulpa de calabaza que de azúcar. Yo creo que no es necesario tanto azúcar, con la mitad ya sale muy dulce pero siempre es a gustos.


Elaboración :

Lavar y secar la cidra. Cortarla a lo largo por la mitad y luego de nuevo por la mitad para hacer 4 gajos más o menos iguales. Si es muy dura y no se deja cortar con el cuchillo darle unos golpes hasta romperla con alguna herramienta de la cocina.

Meter al horno la calabaza troceada como unos 20 ó 30 minutos a unos 180º C. No dejar que se tueste, solo se tiene que ablandar un poco la carne de la calabaza para poderla extraer. Sacarla y dejar que se enfríe un poco.

Quitar las pepitas y parte del centro que se precise (según cómo salga del horno). En mi caso el trozo que estaba más al fondo se perjudicó un poco por el centro, se tostó, y yo lo quité todo.

Con un tenedor rascar la pulpa de la calabaza y saldrán todos los “pelos”. Se van reservando en una olla.

Una vez extraída toda la pulpa la pesamos y le ponemos el azúcar.  A mi me salieron 650gr de calabaza y puse 400gr de azúcar aproximadamente.

Si lo hacemos sin thermomix aquí viene lo de poner la cazuela con los ingredientes al fuego y darle vueltas y vueltas hasta que se haga. No sé cuanto tiempo, de entrada como mínimo media hora pero tendremos que esperar a que se cueza y tenga el aspecto del cabello de ángel. Quizá habría que ponerle un poco de agua para ayudar en la cocción al no poder tenerla tapada a la vez que le damos vueltas.

Elaboración en Thermomix:

Poner la calabaza y el azúcar en el vaso. Programar 30 minutos, 100º, velocidad 2. Sacarla y dejar enfriar.
Repetimos: ponemos de nuevo todo lo anterior en el vaso y de nuevo programamos 30 minutos, 100º, velocidad 2. Sacarla y dejar enfriar.
Repetir lo anterior una tercera vez.

Al final tiene que quedar el cabello de ángel que conocemos, de color dorado y listo para rellenar hojaldre o masa tipo refullau o torta de alma, hacer un bizcocho o comerlo a cucharadas porque es absolutamente delicioso.



ESTERILIZACIÓN Y CONSERVA:

Si lo queremos embotar: esterilizar los tarros y tapas poniéndolos recién lavados en una olla con agua hirviendo durante 15 ó 20 minutos. Llenarlos con el cabello de ángel dejando 1cm hasta el borde. Ponerlos en una olla con  un paño en el fondo (para que no choquen y se rompan) y con agua suficiente para que los cubra sin llegar a la tapa y hervir 20 minutos contando desde la ebullición.